El alcalde de Molina de Segura anima a la población de 12 años en adelante a pedir cita para la vacunación de mañana viernes, en la Ciudad Deportiva El Romeral, en la que se administrarán 3.000 dosis de Pfizer

pfizer
El alcalde de Molina de Segura, Eliseo García Cantó, ha presentado en rueda de prensa, hoy jueves 12 de agosto, en el Salón de Plenos del Ayuntamiento, los datos actualizados de la incidencia de la pandemia del COVID-19 en el municipio. La rueda de prensa puede verla íntegra pinchado aquí

El primer edil ha animado a la ciudadanía molinense que aún no se ha vacunado a pedir cita, en el teléfono 900 12 12 12 o por internet, para la vacunación masiva prevista para mañana viernes, 13 de agosto, en el pabellón de la Ciudad Deportiva el Romeral, donde está previsto que se inyecten un total de 3.000 dosis de la vacuna de Pfizer.

García Cantó ha explicado que se trata de la administración de la primera dosis para personas de 12 años en adelante, incluidos los nacidos en 2008 y 2009, y ha precisado que la segunda dosis le será inyectada a estas personas el viernes 3 de septiembre.

El alcalde ha insistido en que “la vacunación es la medida más eficaz para frenar la propagación de la pandemia y evitar con ello muertes, sin embargo, muchas personas que podrían pedir cita para vacunarse no lo hacen quedándose dosis sin inyectar. Nuestra responsabilidad, como ciudadanos y ciudadanas, es conseguir que se administren todas las vacunas disponibles y que su destino no vuelva a ser la nevera”.

En relación con el proceso de vacunación, el regidor municipal ha informado que en la mañana del viernes 6 de agosto fueron vacunadas, con la primera dosis, en la Ciudad Deportiva El Romeral, 2.301 personas a partir de 12 años. De ellas, a 2.124 se les inyectó Pfizer, y a 177 Astrazeneca. Estas personas han quedado citadas para recibir la segunda dosis el 27 de agosto.

Por otro lado, el Centro de Salud Profesor Jesús Marín acogió en la tarde del pasado viernes, 6 de agosto, un cribado en el grupo de 14 a 39 años, al que además de molinenses también estaban convocados vecinos y vecinas de Lorquí, Ceutí, Alguazas y Las Torres de Cotillas. A ese cribado acudieron 156 personas, de las que 11 dieron positivo.

Por lo que respecta a los datos de la pandemia en Molina de Segura, el regidor municipal ha informado de que, a fecha de ayer, miércoles 11 de agosto, el número de casos activos en la localidad era 241, y ha recordado que siguen sumándose semanas sin registrar defunciones por COVID-19. El número de fallecidos desde que se inició la pandemia sigue siendo de 76 personas.

La incidencia acumulada en los últimos 7 días está en 277,7 casos por 100.000 habitantes, un dato que sitúa a Molina de Segura en noveno lugar entre los 45 municipios de la Región.

El incremento es preocupante en la incidencia acumulada en los últimos 14 días. Hace dos semanas había 532,2 casos por 100.000 habitantes. En el día de ayer el número era de 606,1 casos. Esto representa un incremento de casi el 14% en comparación con los registros del 25 de julio. Molina de Segura, en el conjunto de la Región, se sitúa en el quinto puesto.

Por zonas básicas de salud los datos a fecha de ayer miércoles quedan de la siguiente forma: la incidencia acumulada más alta la tenemos en la zona Sur con 474,5 casos por 100.000 habitantes en los últimos 7 días y 953,5 casos en las dos últimas semanas. Esa incidencia es de 251,3 y 632,8 en la zona Norte y de 122 y 275,4 en la zona Este.

Esta situación hace que Molina de Segura permanezca una semana más en el nivel de alerta sanitaria 3-Alto, al igual que otros 39 municipios murcianos. El alcalde, Eliseo García Cantó, ha reconocido que se sigue “en niveles muy altos y, por tanto, extremadamente preocupantes, por encima incluso de la media regional y de la media nacional”, y ha añadido que en lo que va de verano en la localidad se ha producido un rápido aumento de los contagios asociado a la expansión general de las nuevas variantes del virus, las cuales se caracterizan por una mayor facilidad de transmisión.

El primer edil ha pedido a la ciudadanía que sea consciente de la situación y “no se deje llevar por falsas sensaciones de seguridad e incierta mejoría”. García Cantó ha comentado que “se hace necesario reaccionar con rapidez ante la expansión del virus, con el claro objetivo de contener su capacidad de transmisión y conseguir que desciendan rápidamente las alarmantes tasas de incidencia que venimos registrando”.

Eliseo García considera que la empatía, solidaridad y unidad de toda la ciudadanía es esencial para reducir el número de contagios y revertir la incidencia, y ha concluido afirmado que “solo con responsabilidad y siendo proactivos en la lucha para romper la cadena de contagios se conseguirá parar la expansión del virus, evitar caer enfermos y lo que es más importante, salvar vidas. Esa debe ser nuestra máxima prioridad”.